La revolución digital está transformando el mundo laboral a un ritmo sin precedentes

  • Gestión de Talento
empleo contratacion RRHH

Tres de cada cuatro empresas prevén adoptar tecnologías de big data, cloud e IA en los próximos cinco años. Según el Foro Económico Mundial, la inteligencia artificial y las tecnologías inteligentes están dejando obsoletas funciones como las de cajero de banco o cajera, que podrían registrar el ritmo de descenso más rápido en los próximos cinco años.

Ruptura. Esta palabra resume lo que está ocurriendo en el mercado laboral mundial, que se ve constantemente remodelado por la revolución digital, los esfuerzos por descarbonizar frente a la crisis climática y otros cambios geopolíticos y sociales. En los próximos cinco años, se espera que el 23% de los puestos de trabajo cambien mediante un crecimiento del 10,2% y un descenso del 12,3%, según el Informe sobre el Futuro del Empleo 2023 del Foro Económico Mundial. Los empresarios prevén la creación de 69 millones de nuevos puestos de trabajo y la supresión de 83 millones, lo que supone una disminución neta de 14 millones de empleos, es decir, el 2% del empleo actual.

El avance en la adopción de la tecnología y la creciente digitalización provocarán importantes cambios en el mercado laboral, con un saldo neto positivo en la creación de empleo. Tres de cada cuatro empresas encuestadas para el informe prevén adoptar tecnologías de big data, computación en nube e IA en los próximos cinco años.

Los especialistas en vehículos autónomos y eléctricos están muy solicitados, encabezando la lista de los empleos más demandados para 2023, con un crecimiento previsto de más del 40% en los próximos cinco años. Muy de cerca, los especialistas en IA y aprendizaje automático podrían experimentar un crecimiento del empleo solo ligeramente inferior.

Los especialistas en sostenibilidad, los ingenieros especializados en tecnología financiera y varios puestos de analista -incluidos los de negocios, seguridad de la información y datos-, junto con los científicos de datos, registrarán cada uno de ellos una tasa de crecimiento superior al 30%.

Mientras que la sostenibilidad y las revoluciones técnicas están provocando un aumento de las funciones digitales y basadas en la sostenibilidad, se espera que disminuya la prevalencia de algunas funciones más tradicionales. Por ejemplo, la banca en línea ha provocado el cierre de muchas sucursales bancarias físicas, lo que hace prever que los puestos de cajero bancario y empleados afines sufrirán un descenso estimado del 40% antes del final de la década.

Del mismo modo, la creciente influencia de la automatización, las tecnologías de sensores y los servicios en línea están reduciendo la necesidad de empleados de servicios postales, cajeros y taquilleros y personal de introducción de datos. Se prevé que cada una de estas ocupaciones se reduzca en más de un tercio en los próximos cinco años.

En cuanto a la mayor pérdida de puestos de trabajo en términos absolutos, los administrativos de datos son los que salen peor parados, con una pérdida prevista de 8 millones de empleos en cinco años, seguidos de los secretarios administrativos y ejecutivos, y los empleados de contabilidad, teneduría de libros y patrullas.